viernes, 29 de marzo de 2019

¿Cómo medir la democracia interna en los partidos?

Si en la entrada anterior nos preguntábamos cómo pueden ser los partidos más democráticos, ahora nos interesará aclarar cómo observar si la democracia interna se da poco o mucho. Algunos de los indicadores más frecuentes y de mayor utilidad para valorar la democracia intrapartidista son: 
  1. Descentralización del poder. Dispersión del poder en términos territoriales y de competencias. Independencia de los órganos. 
  2. Nivel de Inclusividad en la toma de decisiones, tanto en términos de cantidad como de variedad de grupos. 
  3. Nivel de Competitividad en los procesos internos entre opciones contrapuestas. 
  4. Frecuencia de las votaciones y consultas. Es decir, cuánta democracia directa hay en el partido. 
  5. Grado de Renovación de los cargos. Si hay posibilidades de relevo social y/o generacional o perpetuidad en los sillones. 
  6. Capacidad de Revocación de los cargos por parte de la militancia (mecanismos de censura).
  7. Participación de las bases en la financiación. Si la financiación corre toda a cargo de la élite del partido y apoyos externos, menor control sobre el partido tendrán los militantes.
Las principales fuentes para situar estándares en estos indicadores pueden ser datos oficiales, evaluaciones de expertos, entrevistas que reflejen testimonios de primera mano o las opiniones recogidas mediante encuestas representativas de los militantes o de la ciudadanía en su conjunto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario