lunes, 7 de noviembre de 2011

Dos sencillos consejos antes del debate

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba. Rubalcaba y Rajoy. Ambos se enfrentarán en breves horas a un debate televisivo cara a cara en el que, más allá de algunos votos, lo que se juegan es cumplir con las expectativas que cada uno genera con su marca política personal. Por eso, el que quiera salir victorioso del debate y beneficiarse de un poco más de popularidad el 20 N deberá centrar sus esfuerzos en:

1. Intentar ganar por mérito propio y no mediante la destrucción del rival. Los tiempos han cambiado y la mayoría de los votantes ya no se identifica pasionalmente con un partido u otro. La sociedad se ha dejado de dividir en bandos. La perspectiva del ciudadano es cada vez más independiente y apartidista, por lo que ya no busca a toda costa el éxito de su partido favorito o de su candidato sino su propio beneficio individual. El escepticismo no se dirige sólo hacia los gobernantes en la actualidad, es una actitud que se dirige a la clase política en general. La respuesta del "y tú más" pertenece a un modelo de discusión política agotado. Los candidatos lo harán mejor si se concentran en exponer sus propuestas en lugar de desmontar las del contrario, sino los efectos de la estrategia destructiva prevalecerán sobre lo demás y los dos saldrán perdiendo.

2. Intentar ganar el debate fuera del plató, no dentro. El fin del debate no es que ninguno de los dos gane un duelo personal contra su mayor enemigo. Plantear el debate así sería un gravísimo error pues la discusión no girará en torno a una cuestión entre dos personas, sino en torno al futuro de un país. Cualquiera de los dos que caiga en las provocaciones del contrario y convierta la confrontación en cuestión de orgullo personal podrá ganar su batalla particular pero perderá el contacto con la gente que está en sus casas. Es a estos a quienes tienen que convencer, no al oponente que tienen enfrente. Demostrar ser superior o tener mejor capacidad oratoria no es suficiente para vencer un debate electoral, lo que realmente importa es conectar con los que te están viendo. 

¿Estás de acuerdo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario